Discos

¿Porpora Renaissance?

Raúl González Arévalo

martes, 10 de abril de 2018
Nicola Antonio Porpora: Opera Arias. Arias de Ezio (“Se tu la reggi al volo”, “Lieto sarò di questa vita”), Meride e Selinunte (“Torbido in torno al core”), Ifigenia in Aulide (“Tu spietato non farai”), Filandro (“Ove l’erbetta tenera, e molle”, “D’esser già parmi quell’arboscello”), Poro (“Destrier, che all’armi usato”), Enea nel Lazio (“Chi vuol salva la patria e l’onore”), Il trionfo di Camilla (“Va per le pene il sangue”, “Torcere il corso all’onde”), Carlo il Calvo (“Se rea ti vuole il cielo”, “Quando s’oscura il cielo”, “So che tiranno io sono”), Arianna in Nasso (“Nume che reggi ’l mare”). Max Emanuel Cenčić, contratenor. Armonia Atenea. George Petrou, director. Un CD (DDD) de 76 minutos de duración. Grabado en el Megaron, The Athens Concert Hall (Grecia) en marzo y septiembre de 2017. DECCA 483 3235. Distribuidor en España: Universal.

En los últimos 75 años hemos asistido a multitud de renacimientos operísticos: Handel, Vivaldi, Donizetti y Rossini son los más evidentes, pero podríamos hablar de otros como Salieri, Pacini, Mercadante y Meyerbeer, por ejemplo. El barroco napolitano no se queda atrás, con Hasse, Graun y Vinci a la cabeza. Y con ellos, Porpora, que ha sido el hilo conductor de recitales monográficos o con otros compositores en grabaciones de Karina Gauvin (Atma Classique 2000), Vivica Genaux (HM 2002) y Cecilia Bartoli (Decca 2009) a Philippe Jaroussky (Erato 2013) y Franco Fagioli (Naïve 2014).

Al igual que con ocasión del lanzamiento de Siroe, re di Persia de Hasse, cuando Cenčić le dedicó un recital de título Rokoko, paralelo al lanzamiento de Germanico in Germania llega este monográfico de Porpora. No es la primera vez que el croata lo abordaba en disco, ahí está también la grabación de arias de la escuela napolitana. Pero sí es el primer programa completo que le dedica. Acompañado de la integral, que es una grabación magnífica, debería señalar, en mayor medida que todos los recitales anteriores, el renacimiento de un maestro fundamental en el desarrollo del teatro musical barroco italiano, de alcance e influencia no solo italiano sino europeos: no se debe olvidar nunca que Porpora fue el elegido junto con Bononcini para competir con Handel en Londres. Si la celebración del 250 aniversario de su nacimiento es la excusa que hacía falta, bienvenida sea.

El programa seleccionado recorre su producción desde 1726 hasta 1747, dos décadas de actividad como compositor lírico de primera línea, con obras estrenadas en los principales teatros del continente, de Venecia a Dresde pasando por Londres. Como siempre ocurre en este tipo de registros, hay estrenos mundiales que no habían sido grabados con anterioridad, siete de catorce, la mitad. Como siempre, la selección alterna arias de virtuosismo exacerbado con otras vinculadas a afectos barrocos más pausados, reflejados en largas líneas. Y aunque sorprende la concentración de agilidades hacia el final de la propuesta (pistas 10 a 13), la variedad, la imaginación y la calidad de la escritura musical mantiene un nivel tan alto que, realmente, sorprende su escasa presencia en el escenario como en el disco después de tantos años de explosión y exploración del universo barroco.

La coincidencia en algunos números con la propuesta de Franco Fagioli invita, inevitablemente, a la comparación en “Se tu la reggi al volo” y “Torbido intorno al core”. Y si el croata se muestra menos funambólico en sus variaciones en la primera, merced a una buena extensión pero no descomunal, no es menos cierto que la aproximación de ambos es diferente, pues el argentino ha hecho de su excepcional capacidad para la coloratura una de las marcas de la casa, aun a costa de una menor profundidad expresiva, aspecto que ha trabajado más en los últimos tiempos, como revela el reciente disco dedicado a Haendel. Pero el disco de Porpora es de 2013, por lo que era una faceta menos lograda, como confirma la escucha de la segunda, en la que el croata se lleva el gato al agua sin discusión.

Otra diferencia evidente es que Fagioli afronta mejor papeles sopraniles mientras que Cenčić se mueve mejor en un registro más central, de mezzo, lo que no quita que en “Se rea ti vuole il cielo” maneje muy bien la alta tesitura, incluyendo números estrenados por Farinelli como “Destrier che all’armi usato”, en el que la competición con trompas y cornos cumple las expectativas del buscador de duelos barrocos y fanfarrias más exigente. Con todo, las agilidades de Porpora tienen siempre un sentido dramático preciso y el contratenor lo pone absolutamente de relieve en momentos como “Lieto sarò di questa vita” y “So che tiranno io sono”, pertenecientes a dos de las obras más interesantes del catálogo del compositor, a tenor de escuchas aisladas y las informaciones de que disponemos, Ezio y Carlo il Calvo.

Con todo, confieso mi debilidad por los largos lamentos de Porpora, con “Alto giove” a la cabeza. Ausente este aria de Aci de su Polifemo (¿para cuándo una grabación completa?), el recital ofrece otras joyas de gran belleza: “Va per le vene il sangue”, cuyas larguísimas líneas Cenčić sostiene magníficamente, subrayando todo el patetismo que contiene con unas estupendas messe di voce; “Nume che reggi ’l mare”, que cierra el disco; y por encima de todas, “Quando s’oscura il ciel”, que por sí sola vale la compra (aunque haya mucho más) y es de obligado conocimiento para todo amante del barroco. Además, el croata aborda con gran elegancia las líneas de “Ove l’erbetta tenera, e molle”, escrita para otra estrella del siglo XVIII, Domenico Annibali.

La magia que opera la selección sería imposible sin la complicidad absoluta de George Petrou y su Armonia Atenea, compañeros de viaje habituales de Cenčić, con el que el entendimiento dramático es total. La orquesta suena en todo momento empastada, afinada y ajustada como un mecanismo perfecto, ya sea en los momentos más brillantes, ya en los más líricos, en los que la calidez del sonido y la calidad de los instrumentistas son fundamentales para apreciar plenamente la talla del compositor. Sin duda, uno de los mejores recitales del año.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.