Discos

Handel menor, grabación superior

Raúl González Arévalo

viernes, 18 de octubre de 2019
George Frederic Handel: Imeneo, serenata en tres actos (1738; versión de Dublín, 1742). Magnus Staveland (Imeneo), Ann Hallenberg (Tirinto), Monica Piccinini (Rosmene), Fabrizio Beggi (Argenio), Cristina Arcari (Clomiri). Europa Galante. Fabio Biondi, director. Dos CD (DDD) de 115 minutos de duración. Grabado en Halle (Alemania) en junio de 2015. GLOSSA GCD923405. Distribuidor en España: Semele Proyectos Musicales.

Con el catálogo handeliano grabado en su totalidad, no cabe duda de que las obras menores reciben cada vez más y mejor atención. Incluyendo su penúltima ópera, Imeneo, que conoce otras grabaciones además de la que comento (CPO, VoxBox, Berlin Classics). La de Glossa se diferencia de todas ellas por presentar en primicia la segunda versión, estrenada en Dublín cuatro años después de la original de Londres, en la que Handel recortó drásticamente los recitativos y añadió algún número (el dúo final “Per le porte” procedente de Sosarme), además de las habituales modificaciones de papeles asumidos por cantantes de diferente cuerda respecto a los creadores originales (Imeneo pasa de castrado a tenor). Y algún número cambia de destinatario (“Sorge nell’alma”, de Tirinto a Imeneo, por ejemplo). Todo ello con un fin clarísimo: reforzar desde el punto de vista dramático un libreto endeble, que ni siquiera la música de primera calidad rescata. Por otra parte, incluso los genios en su período de madurez podían crear obras menores, que no fueran maestras a pesar de su magisterio. Imeneo es un gran ejemplo, con un personaje, Tirinto, que concentra todas las virtudes y la variedad imaginativa del compositor de Halle.

En los últimos años Fabio Biondi está regalándonos interpretaciones referenciales de títulos menores, como por ejemplo Lucio Cornelio Silla. Hace bien el sello Glossa en promover la colaboración con uno de los máximos referentes de este repertorio, al que se acerca con una visión netamente italiana –la que corresponde, a pesar del origen sajón del autor y el destino británico de las obras– que brilla en los colores de una orquesta irreprochable, siempre empastada, con planos sonoros limpios y diferenciados y una interpretación vibrante cada vez que puede en una partitura que no siempre ofrece posibilidades dramáticas atractivas.

A diferencia de otras ocasiones, el reparto no está cuajado de estrellas barrocas. Destaca por su calidad sobresaliente el Tirinto referencial de Ann Hallenberg, que ya había abordado y grabado el papel en su versión original de 1738 bajo la dirección de Andreas Spering (CPO), el único registro que realmente podría competir con el de Glossa. A la sueca no se le resiste ni lirismo ni coloratura, siempre en estilo, con una calidad y rotundidad vocal que la sitúan sistemáticamente como intérprete referencial para el barroco, con independencia del autor que aborde, tal es su versatilidad y sabiduría.

A su lado, el protagonista de Magnus Staveland ofrece una interpretación global atendible, a pesar de algunos sonidos duros y unas agilidades que no siempre son tan fluidas y limpias como cabría desear. El resto del reparto está notable, sin genialidades ni fallas clamorosas.

En definitiva, la propuesta de Biondi es la más atendible para quien desee conocer los rincones más oscuros del catálogo handeliano.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.