Vox nostra resonat

Andrés Gaos & The invention of tradition (12) Agenda de un músico recién casado. Montevideo 1896-1899

Xoán M. Carreira

jueves, 13 de febrero de 2020
Andrés Gaos y América Montenegro © Dominio público

Tras sus amargas experiencias en Cuba y México, en julio de 1895 Andrés Gaos Berea viajó a Buenos Aires y, desde allí, se traslada a Montevideo para dar un concierto en la sala de conciertos del Conservatorio La Lyra, en el cual comenzará a trabajar poco después.

En Montevideo se encontraba su padre, Andrés Gaos Espiro (Santiago de Compostela, 18??-Vigo, 1910), quien el 17 de enero de 1896 Gaos Espiro escribió una carta a Eduardo Millán Puig Ferrer, gerente de la empresa musical Canuto Berea y Cía*, en la que ofrece una rica información sobre la compleja situación familiar derivada del traslado de Gaos Espiro a América, dejando en Vigo a su esposa Pilar Berea Rodriguez (A Coruña, 1853-¿?) a cargo de seis hijos y de la sucursal local del negocio familiar que había sido constituida como sociedad comercial colectiva en A Coruña el 5 de marzo de 1891 por Ana Rodrigo García y sus hijos Ana y Alejandro Berea Rodríguez*.

Sr. D. Eduardo Puig. Coruña

Montevideo. Enero 17/96

Querido Eduardo,

por Pilar [Berea Rodríguez] he sabido que merced a las eficaces gestiones de usted, mi hijo Pepe* había conseguido que la Fundación Amboage* librase a aquel del servicio militar.

Aunque conozco a usted mucho y algo esperaba hiciese en nuestro obsequio, el estado excepcional por el que atravesaba la citada Fundación y un cierto enfriamiento en nuestra amistad, hija, más que de la ausencia del afecto que siempre la ha unido, de circunstancias que fatalmente me han colocado en condiciones de vivir retraído, me hacían dudar del éxito.

Afortunadamente este fue completo, lo cual demuestra, evidentemente, que usted, dando al olvido sucesos pasados de triste recordación para mí, e inspirándose en móviles generosos, quiso hacer una obra altamente meritoria llevándola a cabo con un interés personal.

Quisiera tener el poder de que usted leyera, en estos momentos, en el fondo de mi alma para que pudiera apreciar lo mucho que le agradezco esa noble acción del amigo, del caballero y del filántropo.

Yo difícilmente podré recompensar esa acción, porque el destino se empeña, ahí como aquí, en contrariar mis aspiraciones, mis anhelos. Mi lucha con ese coloso de la suerte es titánica. Ningún obstáculo me detiene para ponerme frente a él.

Mido, reflexivamente, el tiempo, aprovecho la oportunidad, caigo sobre la ocasión, recorro las distancias por mar y por tierra muchas veces, hasta con peligro de mi vida; pongo en activo los recursos de mi pobre inteligencia al servicio del ideal que persigo. Todo en vano. Mucho éxito artístico, eso sí; pero resultado práctico ninguno. Al final de la jornada, todo se suma en gastos necesarios.

De modo que fue necesario variar de rumbo y cesar con esta vida errante y peligrosa, adoptando otra de menos estruendo y más positiva.

Lo único que he conseguido fue que Andrés [Gaos Berea] se colocase en ventajosas condiciones de defender la vida con menos sacrificio y más sosiego, rodeándolo de elementos seguros de porvenir para que este no sea tan accidentado y pavoroso como hoy es el mío.

Pero en cuanto a mí y a mi pobre familia, nada he hecho de provecho.

Es casi seguro que volveré a su lado como me vine, menos todavía, porque traje ilusiones y no llevo ninguna, seguiré con el cuerpo molido, unos kilos menos de peso en él y el alma apesadumbrada.

Mis hijos, en efecto, son muy buenos y creo firmemente que siguiendo el tiempo, y no muy lejano, han de poder ser útiles para sí, para la sociedad en que viven, para sus pobres padres y hermanos y hasta harán un supremo esfuerzo por cumplir sus compromisos, sabiendo como saben, que eso es lo más les aflige.

Todas esas esperanzas abrigo y que son las únicas que me alientan; pero interín no logran realizarse, mi vida proseguirá siendo lo que siempre fue, un calvario.

Perdone le haga partícipe de estas nostalgias de mi corazón, que se acrecientan con la distancia.

Yo deseo a usted toda clase de prosperidades, como igualmente a su esposa e hijos y que si estos y los míos alguna vez se encuentran de peregrinación por el mundo se abracen con el mismo afecto que un día recibió a sus padres.

A Nicasio*, Manolo* y Clotilde*, dígales que después de algún tiempo he tenido ocasión de ver y pasar juntos largos ratos con su hermano Ubaldo*.

Este, aún cuando no tiene más de 57 años de edad, representa bastantes más, debido ya a los excesos de su carácter, ya al rudo y peligroso trabajo a que se dedica, y a en fin a las muchas canas que le han hecho salir sus ingratos hijos, que ni de él se acuerdan.

Lo único que no ha envejecido fue su corazón, abierto y franco a todas las manifestaciones del sentimiento.

Vive con relativo desahogo. A mí me profesa una singular estimación y lo primero de que se ocupa, al regresar de sus viajes, que son frecuentes, es de averiguar si estoy aquí, venir a verme y pasear juntos todas las horas de que uno y otro podemos disponer.

Nuestra conversación favorita es recordar a la familia.

A Anita* y sus hijos les he escrito desde Buenos Aires, con motivo del triste acontecimiento que puso fin a los días de la desgraciada Anitiña*, que no se me borra de la memoria.

A todos mis afectuosos recuerdos, como igualmente a Carolina* y Carlitos* y usted, su esposa e hijos saludos de Andrés, extendidos a toda esa apenada familia y un abrazo muy estrecho que le envía su amigo de siempre

Andrés Gaos

No le digo que me conteste porque no tengo paradero fijo; pero cuando escriba a Pilar [Berea Rodríguez] que se lo verifica usted frecuentemente, con motivo de algún pedido que aquella le hace, que tiene la bondad de atender cumplida y caballerosamente, le estimo la diga qué es de Alejandro* y Canutito*, dándole las señas de este en París, pues Andrés desea ponerse en comunicación con él*

Gaos Espiro regresó a Galicia meses después. Resulta llamativo que la carta de Gaos Espiro no haga referencia a los intereses comerciales en Montevideo de la empresa Canuto Berea, sobre los cuales existe abundante documentación en el Fondo Canuto Berea de la Diputación Provincial de A Coruña. 

Esta estancia de Gaos Espiro en el Río de la Plata parece contradecirse con un dato documentado por Maruxa Baliñas. Desde 1895 Gaos Espiro figura como “Secretario de la Sección Industrial” de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de la provincia de Pontevedra, puesto que conserva en los años siguientes. Durante esos tres años, 1895-1897, que parecen coincidir con un problema económico o familiar y una aparente conducta 'vagabunda' de Gaos Espiro, la Guía oficial de España, un escaparate de la actividad comercial en todas las ciudades españolas, publica en sus ediciones de 1895 (p 636), 1896 (p 738) y 1897 (p 744) este cargo de Gaos Espiro como “Secretario de la Sección Industrial” que -por lo menos en teoría- exige la presencia del interesado para asistir a las reuniones de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación y dar fe de las mismas. Sin embargo en estas fechas, y dadas las deficientes comunicaciones, no son nada raros los errores en este tipo de publicaciones, que mantienen vivas empresas ya desaparecidas, o activos a cargos cesantes. 

El 1 de mayo de 1897 Ana Rodrigo García, Canuto Berea Rodrigo y Eduardo Millán Puig Ferrín constituyeron una nueva empresa comercial colectiva, que mantuvo el nombre Canuto Berea y Cía*.

Matrimonio y asentamiento en Montevideo

Por aquella época el joven Gaos conoció a  América Montenegro (Valencia, Venezuela, 24 de julio de 1876; Buenos Aires, 2 de enero de 1949), una joven cantante, violinista y pianista formada en el Conservatorio de Milán, hija de un diplomático italo-argentino. El 6 de febrero de 1896 Andrés Gaos Berea y América Montenegro contraen matrimonio civil en Montevideo, ciudad en la que establecen el domicilio conyugal y en la que nacen sus dos primeras hijas: América (Montevideo: 2 de agosto de 1896; Buenos Aires, 28 de agosto de 1974) y Sofía (Montevideo: 9 de agosto de 1897; Montevideo: 1988). Trabajan, durante tres o cuatro cursos,  como profesores del Conservatorio La Lyra, creado en 1873 como Sociedad Musical, en 1875 Sociedad Musical "La Lyra”, y más tarde Conservatorio "La Lyra”, considerado el primer conservatorio nacional de Latinoamérica.

Dirigido por el contrabajista, fagotista y director de orquesta Camillo Formentini (Parma, 1854-Montevideo, 1903), el primer claustro de La Lyra estaba formado por los pianistas María Sansevé, Severino Rey y Juan Llovet y Castellet; los violinistas Italo Casella (Fiorenzuola d'Arda, 1862-Buenos Aires, 1936), Luis Cremonesi y Leopoldo Gandolfo; el violoncelista Mazzucchi; el flautista Franck; y León Ribeiro como profesor de composición, armonía y contrapunto*. Es posible que Gaos fuese contratado para cubrir la vacante de Italo Casella, quien dejó La Lyra en 1896 para radicarse definitivamente en Buenos Aires, donde fue uno de los fundadores de la Asociación del Profesorado Orquestal en 1919*. El músico coruñés Francisco Baldomir Rodríguez, amigo de la familia Berea, era uno de los prestigiosos profesores de La Lyra y gozaba de muy buena posición social en Montevideo.

Formentini renovó la vida musical de Montevideo con sus series de Conciertos Familiares, Clásicos, Instrumentales, Extraordi­narios y Sacros, con la participación de solistas, orquesta, conjuntos de cámara y coros. No he localizado información sobre los programas de estas series e ignoramos si Gaos y Montenegro participaron en los mismos. Es llamativo que no haya constancia de que Andrés y América se incorporasen a ninguna orquesta sinfónica o que tuviesen actividad relevante como músicos de cámara. Sus únicos conciertos documentados son sus actuaciones en el Teatro Solis en 1897* abajo citadas.

Desde 1896, la Sociedad Beethoven de Conciertos de Montevideo organizó las temporadas de conciertos sinfónicos de la Orquesta del Teatro Solis. Dirigidas por Manuel Pérez Badía*, se desarrollaban durante la primavera e incluían invitaciones a músicos locales y a profesores de la propia orquesta para actuar como solistas. La temporada de 1897 se inició el 7 de agosto y terminó el 14 de diciembre y programó sendas actuaciones de América Montenegro, como pianista y violinista, y de Andrés Gaos como violinista. 

Conciertos del 23 de septiembre y 9 de octubre de 1897. Rossini, Obertura de Guillermo Tell. Rubinstein, Música de ballet de Feramors. Chabrier, España. Rubinstein, Concierto para piano, solista Luisa Gallo*. Mendelssohn, Andante del Concierto para violín (transcripción para piano), solista América Montenegro de Gaos. Saint-Säens, Introducción y rondo capriccioso, solista América Montenegro de Gaos. Massenet, Sevillanas de Don Cesar de Bazan.

Concierto del 1 de octubre de 1897. Nicolai, Obertura de las Alegres casadas de Windsor. Bolzoni, Minuetto para cuerdas. Wieniawski, Polonesa para violín y orquesta, solista Andrés Gaos. Haydn, Sinfonía nº 3, primer movimiento. Grieg, Muerte de Ase de Peer Gynt. Meyerbeer, Danza de las antorchas.

En esa temporada de 1897 actuaron en el teatro Solis Bernardo Moreira de Sá y José Viana da Mota, como dúo de violín y piano*. Ignoramos si Gaos los conoció en esa ocasión, pero sus carreras se entrecruzaron más tarde en Europa como testimonia la foto dedicada en 1905 que publicamos. Viana da Mota y Gaos tocaron juntos en la Sala Bechstein de Berlín el 17 de octubre de 1910, y Gaos fue invitado varias veces a tocar en las temporadas del Orpheon Portuense, sociedad de conciertos dirigida por el violinista Moreira de Sá, buen amigo también del pianista coruñés Canuto Berea Rodrigo (primo de Gaos Berea) a quien probablemente asesoró en 1904 en la fundación de la Sociedad Filarmónica de A Coruña.

Según todas las evidencias, la composición fue una actividad secundaria para Andrés Gaos. Su producción no alcanza las cincuenta obras y la mayor parte de estas son de música doméstica y/o funcional (canciones escolares, obras para concursos institucionales, ejercicios didácticos ...), o destinadas a sus  programas de concierto. Este último es el caso de la media docena de obras que parecen haber sido compuestas en Montevideo para ser cantadas* o tocadas por América Montenegro: las romances Fleurs d'amour, Fleur mourante, Au point du jour, Solitude y la mélodie En Mai*También está destinada a América la Habanera para violín y piano (Berlin: Ries & Erler, ca 1900), dedicada al magistrado Jaime Lavallol, juez de instrucción de la Sala de lo penal en Buenos Aires que, entre otras muchas anécdotas, alojó en su casa a Anatole France en 1909 durante la estancia de este en Buenos Aires con ocasión de un ciclo de conferencias sobre política francesa en el Teatro Odeón.

La suite Miniatures op 23 (Montevideo: Ediciones Mosqués, 1898), dedicada a Camilo Giucci*, es la segunda de sus obras de música doméstica para piano destinadas a la imprenta, una práctica que Gaos inició en México cuatro años antes y que se prolongará al menos hasta 1939, año de publicación de Niebla en la Alhambra, 2º Preludio y Romanza en la editorial Gurina y Cia de Buenos Aires, propiedad del compositor Alberto Williams (1862-1952). 

En noviembre de 1899 la familia Gaos-Montenegro viaja a España donde permanecen hasta principios del verano de 1900. Al parecer se establecieron en Asturias, donde había establecido su notaría José Gaos Berea, con el cual residían sus padres. El 28 de enero de 1900 dieron un concierto en el Teatro Ramberlick de Vigo*. Según diversos autores dieron conciertos en Madrid y Oporto, de los que no tenemos constancia documental. 

Notas

1. LÓPEZ-SUEVOS Hernández, 'Las capas de la cebolla: el fondo Canuto Berea del archivo de la Diputación de A Coruña', en "Boletín DM" 12 (2008), pp 16-24. ISSN 1888-4814

2. CARREIRA, Xoán M., 'Canuto Berea y Cia., la editorial del Teatro Lirico español anterior al siglo XIX', en "Recerca Musicologica" XI-XII (1991-1992), pp 489-491: 490

3. José Gaos Berea (A Coruña, 15 de junio de 1876; Languedoc, 1939). Abogado y notario activo en Asturias y Alicante casado con Josefa González-Pola y Menéndez (Gijón, 1876), Entre sus catorce hijos destacan el filósofo José Gaos (1900-1969), los escritores Vicente Gaos (1919-1980), Ángel Gaos ( 1908-1990) y Alejandro Gaos (1906-1958) y la actriz Lola Gaos (1921-1993).

4. La 'Fundación Benéfica Ramón Plá, Marqués de Amboage' era una institución privada instituida por el primer Marqués de Amboage en recuerdo de su primogénito fallecido. Una de sus funciones era la de "redimir del servicio de las armas a los jóvenes de Ferrol y su jurisdicción, y, habiendo fondos sobrantes, los de A Coruña y la suya, con la condición de que los jóvenes estuviesen trabajando, incluso para sus padres o en provecho de la casa paterna"

5. Nicasio Berea Rodríguez (A Coruña, 1840-¿?), mecánico de pianos. Cuñado de Gaos Espiro. Hermano gemelo de Manuel.

6. Manuel Berea Rodríguez (A Coruña, 1840-¿?), profesor de la Escuela de Bellas Artes de A Coruña. Cuñado de Gaos Espiro. Hermano gemelo de Nicasio.

7. Clotilde Berea Rodríguez (A Coruña, 1842; ¿?). Cuñada de Gaos Espiro.

8. Ubaldo "Waldo" Berea Rodríguez (A Coruña, 1838; ¿?). Capitán Mercante y Práctico del Río de la Plata. Cuñado de Gaos Espiro.

9. Ana Rodrigo García (A Coruña, 1847; ¿?). Esposa del músico Canuto Berea Rodríguez y cuñada de Gaos Espiro.

10. Ana Berea Rodrigo (A Coruña, 1870; A Coruña, 1895). Sobrina de Gaos Espiro.

11. Carolina Berea Rodríguez (A Coruña ¿?-¿?). Cuñada de Gaos Espiro

12. Carlos Berea Tejeda (¿?-A Coruña, 1895). Hijo de Manuel Berea Rodríguez y Petra Tejeda Cancio. Sobrino de Gaos Espiro.

13. Alejandro Berea Rodrigo, (A Coruña, 1868; Puerto Rico, 29 de julio de 1926). Abogado y diplomático, Cónsul General en Nueva Orleans (1911-1919) y Nueva York (1919-1925). Sobrino de Gaos Espiro. Es dedicatario de la famosa canción "Negra sombra" de Juan Montes.

14. Canuto Berea Rodrigo (A Coruña, 1874; Barcelona, 1935). Concertista de piano, alumno de Raoul Pugno en el Conservatorio de París. Sobrino de Gaos Espiro.

15. Biblioteca Pública Provincial de la Diputación de A Coruña. AB 50 G

16. CARREIRA, Xoán M., 'Canuto Berea y Cia., la editorial del Teatro Lírico español anterior al siglo XIX', en "Recerca Musicologica" XI-XII (1991-1992), pp 489-491: 190

17. BALZO, Ugo, 'La vida musical' en "Enciclopedia Uruguaya" Tomo IV nº 35 (Montevideo: 1969), p 92

18. ARIZAGA, Rodolfo, "Enciclopedia de la Música Argentina", Buenos Aires: Fondo Nacional de las Artes, 1971, p 85

19. SALGADO, Susana, "The Teatro Solis: 150 Years of Opera, Concert, and Ballet in Montevideo", Middletown, CT: Weslyan University Press, 2003, pp 279-280. ISBN 0-8159-6593-8

20. Manuel Pérez Badía (España, 1846, Montevideo, 1901), director de la Orquesta del Teatro Solis, creó en 1896 las temporadas sinfónicas de la Sociedad Beethoven de Montevideo, que dirigió hasta su muerte. Fue el profesor de Eduardo Fabini (1882-1950), el compositor emblemático de Uruguay. AYESTARÁN, Lauro, 'Manuel Pérez Badía y su obra al frente de la Sociedad Beethoven', en "El País", Montevideo: 30.12.1942

21.Luisa Gallo (1865-1945), pianista y compositora formada en el Conservatorio de Nápoles con Beniamino Cesi. Fue la primera persona uruguaya en componer, estrenar y publicar un concierto para piano y orquesta, "Fantasía de concierto sobre el Himno Nacional" (Nápoles: Calcografía Maddalloni,1878). Fue la profesora de su hijo el compositor, pianista y docente Carlos Giucci Gallo (Montevideo, 4 de noviembre de 1904 - Montevideo, 7 de mayo de 1958). Tocó en el Teatro Solis en 1874, 1878, 1897 y 1920.

22. SALGADO, Susana, "The Teatro Solis: 150 Years of Opera, Concert, and Ballet in Montevideo", Middletown, CT: Weslyan University Press, 2003, pp 277-280. ISBN 0-8159-6593-8

23. ANDRADE, Julio, 'La vida de Andrés Gaos a través de sus canciones con texto en francés', en Julián Pérez (coord.): "Andrés Gaos Berea un achegamento á súa figura e á súa música". A Coruña: Universidade da Coruña, Servizo de Publicacións, pp 184-206.

24. ANDRADE, Julio, 'Las canciones con texto en francés de Andrés Gaos', en "Nasarre" III, 1, (Zaragoza: 1987), pp 9-58

25. El pianista Camilo Giucci (1850-1913) fue alumno de Liszt en Roma. Esposo de la pianista Luisa Gallo y padre del compositor, pianista y docente Carlos Giucci Gallo (Montevideo, 4 de noviembre de 1904 - Montevideo, 7 de mayo de 1958).

26. "La Voz de Galicia", 28 de enero de 1900, p 2

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.