Noticias

Joan Enric Lluna impulsa un proyecto de recuperación de la obra del compositor Vicente Martín y Soler

Redacción
miércoles, 3 de mayo de 2023
Joan Enric Lluna © Capicúa DG Joan Enric Lluna © Capicúa DG
0,0007016

Joan Enric Lluna impulsa desde hace años un proyecto de recuperación y reivindicación de la obra de Vicente Martín y Soler, un reconocido compositor, coetáneo de Beethoven, Haydn y Mozart y el predilecto del público europeo de la época, y una de las más relevantes figuras musicales de la segunda mitad del siglo XVIII, según los expertos. El músico valenciano, clarinete solista de la Orquesta de la Comunidad Valenciana, formación titular del Palau de les Arts, director y fundador de la agrupación Moonwinds Simfònic y del Festival Internacional de Godella (Valencia), trabaja para rescatar del olvido y difundir sus composiciones inéditas, especialmente en su producción de ballet. 

La labor que desarrolla, junto a investigadores y musicólogos como Nieves Pascual y Robin Sansen, tiene como objetivo “dignificar y potenciar la difusión de su música” tanto en su edición como en su interpretación para que “forme parte de las programaciones de teatro y salas de concierto nacionales e internacionales”. Las acciones planificadas son la realización de ediciones críticas en base a los manuscritos, tomando decisiones sobre la orquestación, corrección de errores y otros problemas puramente musicológicos; presentación en concierto de las obras; grabación de las composiciones; y en el caso de los ballets llevarlos a los teatros.

Lluna asegura que “siempre me ha apasionado rescatar repertorio olvidado, hay música fantástica por descubrir y tenemos la obligación de recuperar este patrimonio musical y compartirlo con el público”. Indica que esta es una constante, “lo he hecho en el pasado con músicos españoles del siglo XIX como Antonio Romero o Ramón Carnicer, y con compositores en el exilio tras la Guerra Civil en España: Julián Bautista, Salvador Bacarisse, Jesús Bal y Gay, Manuel Palau o Salvador Giner. Y ahora lo vuelvo a hacer con un gran compositor como Martín y Soler, tras la publicación del disco Una cosa rara con Moonwinds y el sello Harmonia Mundi, por el que siento una especial conexión y del que tenemos mucho que recuperar”. El músico subraya que “lo más importante y lo que me mueve en este proyecto es la emoción de dar vida a una música que ha estado en silencio más de 200 años”.  

 La investigadora Vera Fouter (Universidad de Oviedo) señala que “el legado compositivo del valenciano engloba, además de una destacada producción lírica que está siendo revalorada y redescubierta, más de 16 ballets, la mayoría de los cuales fueron compuestos durante sus estancias en Italia y Rusia”. Fouter expone que “desafortunadamente, ni uno solo de ellos ha sido recuperado, tampoco se han realizado estudios exhaustivos y rigurosos al respeto, ni forman parte actualmente del repertorio internacional del ballet”, aunque sí están catalogados. 

El proyecto de Lluna, que cuenta con la colaboración de Miotta & Molière en la vertiente editorial y de difusión, ha trabajado con los ballets La bella Arsene y El rapto de las sabinas de Martín y Soler ambos escritos y estrenados entre 1780 y 1785 en Nápoles, donde se encontraron los manuscritos a partir de los que se ha realizado una edición crítica. El rapto de las sabinas se representó también en Padua y otras ciudades italianas, así como en Londres, donde se conserva una versión para piano. 

La bella Arsene está también catalogada en el listado de obras representadas en San Petersburgo, donde Martín y Soler trabajó, igual que en Nápoles, con el gran coreógrafo Charles Lepiq, uno de los más relevantes de su tiempo, y también junto a Domenico Cimarosa, el otro compositor al servicio de la zarina Catalina la Grande. En algunos artículos dedicados a la historia del ballet se cita al autor, y en particular a El rapto de las sabinas, como ejemplo del “ballet d’action”, la forma de hacer ballet independiente de la ópera, y que evolucionó en Francia, y después en Rusia, desembocando en los grandes ballets del siglo XIX y XX, en un proceso en el que el músico valenciano fue una pieza clave.   

Concierto en Castellón

Lluna, al frente de Moonwinds, ofrecerá un concierto en colaboración con el Institut Valencià de Cultura de la Generalitat Valenciana con el programa Un viatge a Nàpols, la música de dos ballets inèdits, en el que abordarán una versión sinfónica de La bella Arsene y El rapto de las sabinas en el Auditori i Palau de Congressos de Castelló el 16 de mayo a las 19.30 horas.  

La formación de viento, fundada en 2006, ha actuado en relevantes auditorios como Victoria and Albert Museum de Londres, Palau de la Música Catalana de Barcelona y el Palau de la Música de Valencia; fue grupo residente en el Auditori de Barcelona en 2012-2013 y cuenta con cuatro trabajos discográficos, uno dedicado a la transcripción de la ópera Una cosa rara de Martín y Soler; dos a Mozart, Serenatas y Gran Partita, una de las mejores versiones nunca grabadas, según la prensa especializada; y Le jour de l’an a compositores españoles exiliados.

Gran prestigio internacional 

Vicente Martín y Soler (Valencia 1754 - San Petersburgo 1806), conocido popularmente Martini lo Spagnolo, Martini il Valenziano o el Mozart valenciano, gozó de un gran prestigio internacional por sus óperas y ballets. En Madrid, Nápoles, Viena, San Petersburgo y Londres tuvo mucho éxito, compuso óperas sobre textos de Lorenzo da Ponte, un reconocido poeta y el libretista italiano de Mozart con quien entabló una gran amistad; su ópera Una cosa rara se repuso 55 veces en pocos años y fue uno de sus mayores triunfos, y una melodía del primer acto fue utilizada por el compositor austriaco en Don Giovanni. 

Su música, con más de treinta óperas y más de 16 de ballets, fue muy apreciada por el público contemporáneo y monarcas como Carlos IV de España, Fernando IV de Nápoles, José II del Imperio Germánico y Catalina II de Rusia. Leonardo J. Waisman, investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina, apunta que “aunque Haydn, Mozart y Beethoven estaban vivos y en plena producción, el predilecto de la mayoría de los oyentes era el valenciano Vicente Martín y Soler”. Murió en San Petersburgo siendo tan conocido y popular como Mozart pero su música fue postergada hasta finales del siglo XX.  

Waisman destaca que “desde hace unas décadas, ha comenzado a emerger del olvido: varias de sus óperas han sido publicadas, representadas en los más distinguidos teatros del mundo y grabadas en discos y DVD. Así ha comenzado una revalorización del compositor español que mayor fama europea conquistó durante su vida”. 

Para Fouter “su abundante obra continúa planteando numerosas incógnitas, principalmente las composiciones concernientes al período sanpetersburgués: la dificultad de recuperar las fuentes primarias y secundarias, las confusiones que aparecen en la bibliografía rusa, así como las trabas burocráticas y políticas han constituido grandes obstáculos en el camino de los musicólogos que han intentado profundizar en esta etapa de su vida y su carrera creativa”. 

Director y solista

Joan Enric Lluna, en su faceta de director y solista-director, se ha puesto al frente de reputadas orquestas como la Luzerne Festival Strings, Manchester Camerata, la Orquesta de la Comunitat Valenciana (OCV) del Palau de les Arts, la Covent Garden Chamber Orchestra, la Kensington Chamber Orchestra de Londres, la Orquesta de Valencia, la Real Filharmona de Galicia o la Filarmónica de Málaga y ADDA Simfònica de Alicante, entre otras.

Como solista ha actuado en los principales escenarios europeos, bajo la dirección de los maestros Zubin Mehta, Gianandrea Noseda, Juanjo Mena, Neville Marriner... y en grupos de cámara como los cuartetos Brodsky, Tokio y Alexander o solistas como Lluís Claret, Tasmin Little y Josep Colom. Es el primer clarinete de la OCV y de la Orquesta de Cadaqués, de la que es cofundador, lo fue de la Bournemouth Sinfonietta entre los años 1996 y 1999, y ha actuado con formaciones como la London Philarmonic y la Royal Philharmonic Orchestra, la Academy of St. Martin in the Fields y la Chamber Orchestra of Europe como primer clarinete invitado. 

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.