Discos

Cierra los ojos

Raúl González Arévalo
domingo, 6 de agosto de 2006
William Matteuzzi, Ferme tes yeux… Gioachino Rossini: À la faveur de cette nuit obscure de ‘Le Comte Ory’; D’Alma celeste Dio! de ‘Il Viaggio a Reims’; Daniel Auber: Ferme tes yeux de ‘La Muette de Portici’; Michele Carafa: Traditor! Paventa: al campo de ‘Gabriella di Vergy’; Gaetano Donizetti: Pour me rapprocher de Marie de ‘La Fille du Régiment’; Freme, ondeggia irresoluto de ‘Elisabetta al Castello di Kenilworth’; Giovanni Pacini: Ciel! d’una misera de ‘Alessandro nell’Indie’; Adolphe Adam: Mes amis écoutez l’histoire de ‘Le Postillon de Longjumeau’. Jacques Offenbach: Ah! qu’il était doux mon beau rêve! de ‘Le Pont des Soupirs’. William Matteuzzi (tenor), Elisabetta Scano (soprano), Enkelejda Shkosa (mezzosoprano), Bruce Ford (tenor). Academy of St. Martin in the Fields. David Parry, director. Patric Schmid, productor y director artístico. Chris Braclik, ingeniero de sonido. Un disco compacto (DDD) de 72 minutos de duración, grabado en el Henry Wood Hall de Londres en mayo de 2000. Opera Rara ORR 216. Distribuidor en España: Diverdi
0,0001354

William Matteuzzi ha sido uno de los grandes artífices de la ‘Rossini Renaissance’. Pero no sólo. Su voz, perfecto ejemplo del tenor contraltino de principios del siglo XIX, le ha permitido afrontar dificilísimos papeles compuestos para Giovanni David (el Rossini napolitano) o Gianbattista Rubini (mítico su Arturo de I puritani), apenas dos de los ilustres nombres cuyas proezas tuvieron un efecto indudable en el desarrollo de la vocalidad romántica decimonónica, como salta a la vista de un mero análisis del programa propuesto.

El indudable atractivo de la pareja David-Andrea Nozzari (tenor de voz más central y tintes baritonales, en este caso emulado por el siempre acertado Bruce Ford) no fue sólo explotado por Rossini: en esta ocasión encontramos un dúo para dos tenores de la Gabriella di Vergy de Carafa, de la que Opera Rara ya había ofrecido la escena final con Yvonne Kenny (A Hundred Years of Italia Opera, ORCH103), una ópera que por su importancia histórica sin duda merece una exhumación. El mismo modelo sirvió a la posterior Elisabetta al Castello di Kenilworth, primer y más desconocido acercamiento de Donizetti a la Inglaterra isabelina. Y si no era la vocalidad, era la organización musical en general, como demuestra el terceto del Alessandro nell’Indie de Pacini, que la discográfica inglesa grabará completa el próximo otoño.

No se debe olvidar tampoco la importancia de las óperas francesas (presente con el genial terceto final de Le comte Ory) de Rossini para la evolución del repertorio galo, empezando por la preciosa La dame blanche de Boieldieu y siguiendo con las obras de Auber (La muette de Portici, con el aria del cuarto acto del protagonista, una de sus piezas más famosas) o Adam (igualmente celebérrima la ‘ronda’ de Le postillon de Longjumeau). Como en una línea musical directa, es obvia la conexión posterior con el Donizetti francés (La Fille du Régiment, sin los famosos Do4, pero más expresiva) y el postrero Offenbach (Le Pont des Soupirs).

En conclusión, un programa perfectamente montado y mejor servido con la colaboración de artistas habituales de la casa y los lujos acostumbrados: en toma de sonido, en presentación musicológica y en aparato gráfico. En definitiva, un disco para adquirir con los ojos cerrados. Y para escucharlo del mismo modo.

Este disco ha sido enviado para su recensión por Diverdi

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.