Opinión

  • Opinión

    La música no sirve de nada ...

    Para disfrutar la música es necesario esforzarse en conocerla y aprender a apreciarla, ella no es un ungüento mágico, la magia se produce solamente cuando nos hemos esforzado en estudiarla y hemos podido aprehenderla, cuando a través de un proceso de aprendizaje pedagógicamente fundamentado podemos descifrar sus códigos, entender su lenguaje
  • Opinión

    ¿Militancia o conciertos?

    Como sin duda no ignoran nuestros lectores, Cataluña está pasando unos momentos complicados en los que es difícil definirse y tomar partido, porque hay muchos elementos a considerar. Pero es que a veces, o en determinados ámbitos, esta definición tampoco es necesaria. Por eso nos están perturbando tanto las notas de prensa que recibimos de Monegal. Estamos encantados de publicar la información que se nos remite, pero dado que somos un diario musical esperamos recibir información musical. 
    Maruxa Baliñas 22/10/2019
  • Opinión

    Carmiña Burana

    Hace veinte años el Conselleiro de Cultura de la Xunta de Galicia declaró su admiración por la cantante gallega Carmiña Burana. Ahora esta misma Consellería ha premiado como proyecto experimental e innovador una versión en gallego de la cantata 'Carmina Burana'. ¿Será que Galicia necesita más incultura?
    Xoán M. Carreira 13/09/2019
  • Opinión

    Opera, sexo, falacias y algunas reacciones a mi artículo sobre el tema

    Mi negativa a aceptar que las escenas explícitas y los excesos de violencia y sexo en escenografías de ópera puedan ser asociados con un inexistente “lobby gay” es tan firme como mi repugnancia ante cualquier agresividad a las personas dispuestas a creer en este tipo de cosas.
  • Opinión

    Ópera, sexo y falacias

    ¿Qué es eso de un “lobby” gay dominando la vida operística? El interrogante es tan pertinente como el que merecen los panfletos distribuidos en la Viena de fines del siglo XVIII que atribuían a La Flauta Mágica el carácter de obra subversiva de los masones, que recordemos, en España eran hasta hace relativamente poco tan ilegales como los comunistas.