Buscador

Afirmación y contrastes de la materia sonora

void
Como compositora culta e inteligente que es, Rebecca Saunders sabe que los géneros históricos dan, todavía, mucho de sí, y, al igual que la novela o la sinfonía distan de estar agotadas, el género concertante alberga incontables posibilidades merecedoras de ser explotadas hasta llegar a algunos de los logros que la propia Saunders ha compartido con nosotros

Rastros musicales de la presencia divina

void
Frente al enorme cromatismo, la exuberancia tímbrica y la continua expansión en el espacio del órgano de Messiaen, el de Mark Andre es un órgano que se suspende y recoge sobre sí mismo, buscando los rastros de una ausencia, las reverberaciones en el silencio, pues es en éstas donde Andre afirma que podemos sentir la presencia divina.

12. Videografía de 'Der Freischütz' (I)

Der Freischütz. Ludwig, director © 1968 by Arthaus
Carl Maria von Weber está muy mal servido en DVD.Ningún 'Oberon' oficial (sí hay retransmisiones televisivas), una 'Euryanthe' de provincia (Cagliari), una reciente adaptación, muy alejada del original, del Theater an der Wien (2018) ,y unos cuantos 'Der Freischütz'.

Plasticidad y metamorfosis del acorde

void
Fett es una pieza para gran orquesta sin percusión cuyos primeros compases nos harán pensar, indefectiblemente, en Morton Feldman: una reminiscencia, la del norteamericano, ya señalada por Enno Poppe en la entrevista a través de la cual el compositor renano profundiza, en conversación con Michael Zwenzner, en sus dos obras aquí reunidas.

Veladuras instrumentales

void
Veil (2012) para dos flautines es un juego de veladuras en el que cada piccolo vela al otro, cubriendo su sonido por medio de armónicos, ilusiones de alturas sueltas (la mayor parte, en un registro agudísimo) y ruidos (que se centran en una producción de aire sin tono recurrente durante la mayor parte de los apenas cuatro minutos de duración que en esta lectura cuenta Veil).

El Festival de Lucerna: renovación y continuidad

Riccardo Chailly © by Unversal Music
El Festival de Lucerna, que se celebrará del 10 de agosto al 12 de septiembre, tiene preparado un nuevo formato que, descansando en los mismos pilares que han hecho del Festival uno de los más serios del mundo, ofrezca novedades tanto para el público como para los músicos.

Solo (5) Salvatore Sciarrino

void
La serie «Solo» del sello Kairos y el Klangforum Wien es un viaje desde el silencio hasta el silencio, repleto de matices y que tan necesario resulta en un tiempo transido y atacado por vocingleras y verborreicas presencias que con sus exabruptos no hacen más que contaminar y empobrecer lo que en nosotros reste de profundo y trascendente.

Solo (4) Georges Aperghis

void
El CD recoge siete obras instrumentales de Georges Aperghis, un amplio abanico que, sin embargo, muestra la enorme coherencia y personalidad del compositor ateniense, pues sus señas de identidad resultan reconocibles.

Solo (3) Toshio Hosokawa

void
La impronta de Lachenmann sobre Hosokawa es bien (re)conocida, y se muestra de forma palpable ya en piezas tempranas como Yoru No Kuni (1981).

Solo (2) Olga Neuwirth

void
La música de Olga Neuwirth, aunque profundamente enraizada en la tradición austríaca, siempre ha tenido algo de cosmopolita, ya no sólo abierta a otras culturas del mundo, sino a estilos que van de lo clásico a la música urbana o al new age.
Publicidad