SIZE XS SIZE SM SIZE MD SIZE LG

David de Ugarte

Comenzó a escribir en Mundoclasico.com el miércoles, 10 de febrero de 1999. En estos 19 años ha escrito 6 artículos.

  • Musicología

    Lord Keynes especulador post-impresionista

    La reflexión sobre la función de la especulación (o acaparación) no es ninguna novedad en la Historia del análisis económico. Ya en 1651 un proto-economista holandés, Dirck Graswinckel, nos brinda el primer análisis sistemático sobre su significado y utilidad económica. Esta corriente de reflexión llega a los tiempos de la economía académica bajo la forma del estudio de los mercados de distribución pura, en los que al hacerse abstracción de la producción, podemos llegar a consecuencias interesantes sobre el intercambio, el valor y su naturaleza (de Edgeworth y Pareto a Arrow). Sin embargo, es difícil encontrar, hasta hace relativamente poco, estudios centrados en el mercado del arte. Esto puede deberse a que antes de la Primera Guerra Mundial, difícilmente podemos considerar el mercado de la pintura contemporánea como un mercado especulativo, y su coleccionismo como algo substancialmente distinto a otros coleccionismos más o menos excéntricos. Por eso, al estudiar el paso de los mercad
    14/04/2000
  • Musicología

    Grandes fusiones, grandes portales

    ¿Qué importancia tendrán todas estas grandes fusiones para la música y el modo de disfrutarla y de dónde viene todo esto?
    01/02/2000
  • Musicología

    Cultura, política y desarollo económico

    Con el nacimiento de la concepción moderna del Hombre, la Cultura, con mayúsculas, se irguió como el gran mito europeo. La existencia de un espacio de creación autónoma, más allá de la divinidad, en el que se participaba desde la genialidad y la inspiración individual y al que se entendía desde la trascendencia histórica, prepararon el camino a una visión de la Historia como obra colectiva y expresión de la especie, que la Europa Moderna necesitaba para sentirse protagonista y hacedora de la Historia.
    06/11/1999
  • Cine

    Microeconomía del cine: ¿Por qué todas las entradas cuestan igual? (y 3)

    Hace un par de años, cuando aún no existía la ECCAM (Escuela de Cine de la Comunidad de Madrid), heredera de la antigua Escuela Oficial de Cine, recogí información sobre las distintas escuelas privadas que impartían enseñanzas relacionadas de uno u otro modo, con la producción cinematográfica. En una de ellas, en Barcelona, el programa adjuntaba los curriculum de los profesores. En prácticamente todos ellos aparecían películas recientes de las que jamás había oído hablar. Como soy un fiel seguidor de la prensa del sector, y me considero bastante al día, le pregunté a un amigo catalán si conocía los títulos y si eran películas que se habían restringido a un circuito local o estaban destinadas únicamente al vídeo. Para mi sorpresa, me comentó qué no, que simplemente se trataba de películas no estrenadas, por las que el productor había recibido subvención y que satisfecho con esto había enterrado sin que seguramente salieran nunca a un circuito comercial. *¿Por qué se subvencionan películ
    16/10/1999
  • Cine

    Microeconomía del cine: ¿Por qué todas las entradas cuestan igual? (2)

    Si las salas siguieran una política de precios en el largo plazo, o hubiera una cierta especialización de los cines (reestreno, barrio, sesión doble), que hoy ya han desaparecido, el efecto del tiempo produciría un ciclo de producto de cuya gráfica sería más o menos simétrica a la curva de demanda. *El tiempo, los clásicos y las películas de culto*. +(Ver gráfico 3)+ La curva de producto surgiría de recorrer desde (Pf,c) o un punto un poco más a la derecha, toda la curva de demanda del producto hacia el origen. Recogería el efecto de la pérdida de interés gregario en la película. En principio la curva no se diferencia de una curva de producto standard. Sin embargo, hay un punto en el que la curva vuelve a alzarse. En realidad, pocas películas lo hacen. Pasado un tiempo, normalmente más de una década, y tras vegetar en los videoclubs y los horarios de madrugada de las cadenas de TV, un buen día un festival, un ciclo temático o una exposición, convierten a nuestra película en un clásico.
    09/10/1999