Chequia

En torno a la búsqueda del amor

Robert Ferrer Llueca

lunes, 10 de febrero de 2020
Brno, lunes, 20 de enero de 2020. Teatro Janáček. Bohuslav Martinů: „Tres fragmentos de Julieta“ / Francis Poulenc: La voix humaine (La voz humana), tragedia lírica en un acto. Libreto de Jean Cocteau basado en su obra teatral homónima. Estreno: París, 6 de febrero de 1959. Nueva producción del Teatro Nacional de Brno. Dirección escénica y Escenografía: David Radok. Vestuario: Zuzana Ježková. Iluminación: Přemysl Janda. Videoproyecciones: Dalibor Fencl. „Tres fragmentos de Julieta“: Jana Šrejma Kačírková (Julietta), Magnus Vigilius (Michel), Roman Hoza (Vendedor de memorias / Anciano Juventud / Vigilante nocturno / Viejo árabe), Josef Škarka (Abuelo), Eva Novotná (Abuela), Viktorie Pelková (Joven árabe). La voz humana: Jana Šrejma Kačírková (Mujer). Orquesta del Teatro Nacional de Brno. Dirección musical: Marko Ivanović.
Tři fragmenty z Juliette / Lidský hlas © 2019 by Teatro Janáček de Brno

El Teatro Nacional de Brno presentó un novedoso programa doble con los „Tres fragmentos de Julieta“ de Bohuslav Martinů y La voz humana de Francis Poulenc, aprovechando también la efeméride del 120º aniversario del nacimiento del compositor francés celebrada durante el año pasado. Por su brevedad, la tragedia lírica de Poulenc suele combinarse con otras obras breves –habitualmente con La espera de Arnold Schönberg–, en esa tradición que tan bien ejemplifica el binomio Caballerosidad rústica de Pietro Mascagni y Payasos de Ruggero Leoncavallo.

Pero nunca se había hecho tan acertadamente poniéndola al lado de estos tres fragmentos de la ópera Julieta de Martinů, de cuya existencia supimos solo a partir de la primera grabación mundial dirigida por Sir Charles Mackerras con la Orquesta Filarmónica Checa y solistas tan destacados como Magdalena Kožená o Steve Davislim. Además de los referidos „Tres fragmentos de Julieta“ (Escena en el bosque - Escena de los recuerdos - Final del tercer acto), esta grabación publicada en 2008 por el sello Supraphon también incluye una interesante suite orquestal de la misma ópera de Martinů arreglada por Zbyněk Vostřák.

El director de escena y escenógrafo David Radok nos propuso trasladarnos al interior de una casa como escenario único para cohesionar así las dos partes del espectáculo. Ambas obras giran en torno a la búsqueda del amor (Michel busca a una mujer llamada Julieta, de quien quizás está enamorado según sus recuerdos; la mujer de la obra de Poulenc espera desesperadamente una llamada de su amante, quien la ha abandonado por otra) y están compuestas usando textos en francés (sí, los textos para estos fragmentos de Martinů están escritos también en francés). Por lo tanto, estamos ante una propuesta escénica de Radok muy acertada y bien elaborada, resaltando los distintos nexos de unión y emfatizando algunos momentos musicales destacados mediante exquisitos y pausados movimientos en la escena.

Este extraordinario espectáculo se presentó en Brno en coproducción con GöteborgsOperan, y tanto los cantantes solistas como la orquesta del teatro brunense estuvieron totalmente a la altura de una producción de este calibre. La imponente y rotunda voz de Jana Šrejma Kačírková (Julietta) nos dejó boquiabiertos en más de una ocasión durante su excelente interpretación de este personaje, acompañada por el no menos destacado tenor danés Magnus Vigilius (Michel), quien resistió con creces una parte vocal realmente exigente. A destacar la interpretación dramática y sonora voz del barítono Roman Hoza para sus distintos papeles, pero especialmente para el característico rol de vendedor de recuerdos, así como las breves intervenciones de la tierna pareja de ancianos formada por Eva Novotná y Josef Škarka. La orquesta arropó cuidadosamente a los cantantes y sonó magistralmente en los distintas secciones más sinfónicas, al igual que hizo en la segunda parte al abordar la fantástica partitura de Poulenc. Todo ello fue posible gracias al preciso e inspirado gesto del director de orquesta Marko Ivanović.

Por su parte, la interpretación a solo de Jana Šrejma Kačírková en La voz humana de Poulenc fue en conjunto también interesante. Vocalmente, la soprano checa estuvo realmente brillante, como nos tiene acostumbrados a través de otras recientes producciones de este teatro brunense y también en su participación como soprano solista en conciertos en otros auditorios checos, aunque le faltó quizás una mayor exploración de todos los registros de la voz más a nivel dramático, que es lo que requiere el texto de Jean Cocteau que sirvió aquí de base al compositor. Esto supuso una recreación variable escénicamente, con momentos verdaderamente destacados pero algo anodina sonoramente hablando. No consiguió convertirse completamente en la mujer desesperada, histérica y hasta desquiciada a causa de esa llamada del amante que nunca llega. Jana Šrejma Kačírková recreó al personaje más bien como mujer casi ingenua y falta de coraje, lo que está muy bien, pero no llega a ser exactamente lo que requiere esta partitura única en el repertorio lírico del siglo XX.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.