Noticias

Festival de bandoneón, de Krefeld

Juan Carlos Tellechea

miércoles, 26 de agosto de 2020
Heinrich Band © Heinrich Band Museum Burg Linn Krefeld/Horst Klein

El 14º Festival de Bandoneón, de Krefeld (Baja Renania), se realizará este año del 5 al 25 de septiembre, bajo estrictas medidas de prevención e higiene contra la pandemia, con la participación de conjuntos y solistas de Europa y América Latina, anunciaron los reponsables de la Oficina de Cultura de la ciudad.

En el programa entregado a la prensa, figuran las presentaciones de Marcelo Nisinmann y Winfried Holzenkamp (05.09.), el Dúo Bögeholz Mosalini (12.09.), el Martin de Ruiter Trio (19.09.), el Dúo Tangopianissimo (23.09.), y el Fracanapa Tango Quintet (25.09.),

El nacimiento del bandonéon tuvo lugar a mediados del siglo XIX, evocan los organizadores del evento en su presentación. El músico (violonchelista) y comerciante en instrumentos musicales de Krefeld Heinrich Band (1821 – 1860) venía trabajando desde 1845 en el perfeccionamiento del Accordion, según escribía en un prospecto, conservado hasta nuestros días en los archivos comunales. A este instrumento musical mejorado se le puso el nombre de Bandonion, señalaba su inventor.

En 1844 Heinrich Band publicitaba por primera vez en la prensa el Accordion de 56 tonos. Ese instrumento tuvo que haber sido una Concertina que el comerciante había traído desde Sajonia, según las nuevas investigaciones musicológicas respaldadas por las autoridades de Krefeld.

Sea como fuere, lo que está claro es que el inventor de la Concertina era Carl Friedrich Uhlig, de la ciudad sajona de Chemnitz. Uhlig desarrollaría la Concertina sobre la base del Accordion, que ya existía entonces. De esta forma queda claro ahora por qué Heinrich Band había utilizado primeramente ese nombre para su instrumento.

El 10 de diciembre de 1850 Band anuncia por primera vez el invento y nueva construcción en un aviso en el periódico, un indicio de los cambios que había operado el músico y comerciante en la Concertina.

Esas modificaciones se referían tanto al rango de los tonos como al nuevo ordenamiento de la botonera. El teclado sería llamado posteriormente rheinische Lage (posición renana) para distinguirla de la Chemnitzer (la de Chemnitz) y de la Carlsfelder Lage (la posición de Carlsfeld) de las Concertinas.

En otro aviso, publicado el 12 de agosto de 1855, Band publicitará por primera vez el Bandonion, una palabra de nueva creación que comienza con el apellido del comerciante. Sin embargo, el compositor gráfico del periódico comete dos errores en la misma palabra y en el remitido se lee el término Bandaninos, en lugar de Bandonions.

A través de las modificaciones diseñadas por Band la Concertina se transformaría entonces en el instrumento de gran éxito denominado Bandonion que llegaría hasta la década de 1930 y que sería muy apreciado como el artefacto musical para los ratos libres de los trabajadores. El Bandonion, en su función de piano para el hombre modesto, sería posteriormente desplazado por el acordeón.

El Bandonion sobreviviría a su declive en Europa con la españolización de su nombre, bandoneón, debido a que en América del Sur a comienzos del siglo XX se convertiría en el instrumento principal del tango. Con el renacimiento de esa música sudamericana en Europa – no en último término gracias al revolucionario Tango Nuevo de Astor Piazzolla- el bandoneón pasaría a ser otra vez en las décadas de 1970 y 1980 el centro de atención del continente que lo vió nacer.

La Oficina de Cultura de Krefeld organizó por primera vez en 1985 el Festival del Bandoneón que desde 1966 se realiza cada dos años en esta pujante ciudad, dedicada a los textiles de seda y situada sobre la margen izquierda del Rin.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.