Italia

Ambiciones que matan

Jorge Binaghi
viernes, 11 de marzo de 2022
Antoniozzi, Anna Bolena © 2022 by Teatro Carlo Felice Antoniozzi, Anna Bolena © 2022 by Teatro Carlo Felice
Génova, domingo, 27 de febrero de 2022. Teatro Carlo Felice. Anna Bolena (Milán, Teatro Carcano, 20 de diciembre de 1830). Libreto de Felice Romani y música de G. Donizetti. Dirección escénica: Alfonso Antoniozzi. Escenografía y video: Monica Manganelli. Vestuario: Gianluca Falaschi. Intérpretes: Angela Meade (Anna), Sonia Ganassi (Seymour), Marina Comparato (Smeton), Nicola Ulivieri (Enrico), John Osborn (Percy), Roberto Maietta (Rochefort) y Manuel Pierattelli (Hervey). Orquesta y coro (preparado por Francesco Aliberti) del Teatro. Director: Sesto Quatrini
0,0007028

"Ambiciones que matan", así se llamaba, en Argentina, la versión cinematográfica de A place in the sun. El magnífico libreto de Romani para la ‘primera’ reina de la ‘trilogía Tudor’ (en la que Donizetti jamás pensó) podría llevar ese subtítulo. Desde el principio la protagonista lo admite … al final lo dice también su hermano. En el medio Enrique VIII acusa a Seymour, la nueva amante y futura reina, de ambicionar, como ella, el trono de otra. La propia Seymour pide, no sólo por decencia, el casamiento, sino que desea ‘honor y fama’. Y eso que la Bolena le ha advertido que no se deje fascinar por un trono sin saber a quién se lo dice. Para más inri, su hija no aparece para nada en la obra, y la soledad y debilidad de la reina es total. 

‘Anna Bolena’ de Donizetti. Director musical, Sesto Quatrini. Puesta en escena: Alfonso Antoniozzi. Génova, Teatro Carlo Felice, febrero de 2022. © 2022 by 2022 by Teatro Carlo Felice.‘Anna Bolena’ de Donizetti. Director musical, Sesto Quatrini. Puesta en escena: Alfonso Antoniozzi. Génova, Teatro Carlo Felice, febrero de 2022. © 2022 by 2022 by Teatro Carlo Felice.

Tengo una debilidad por esta ópera, que me parece la más perfecta de las tres. Claro que es muy difícil, y acudir a la producción que para Parma había ideado el otras veces excelente Antoniozzi no fue buena idea. Todos los cortesanos parecen dipsómanos y Seymour la primera (la aparición de Ganassi en una mesa de bar con una copa me trajo recuerdos de la Garbo en Anna Christie y no a favor de la actual). El vestuario es de una incoherencia total, no siempre bello y para estar en una corte parecían pasar por alguna crisis económica. De escenografía casi ni puede hablarse, porque unas proyecciones y telones abstractos (que servirían, imagino, también para las otras dos reinas) decían poco y nada. Y la decapitación final fue de carcajada. Si además se cuenta con una intérprete como la Meade no me parece buena idea hacerla caer desmayada. Pero bueno, eso fue la escena. 

La parte musical fue muy otra cosa. No sé hoy de quién pueda hacer mejor la protagonista que la soprano norteamericana. Su voz es la justa para la parte (Netrebko no la canta más por propia decisión y seguramente era más carismática, pero el timbre -como para la Lady- resultaba demasiado hermoso y las agilidades eran las suyas -que ya las querrían otras presuntas belcantistas, pero no la Meade). Homogénea de arriba abajo, sin cambiar nunca de color, capaz de agudos fulminantes, graves naturales impresionantes, buenas y claras agilidades, messe di voce estratosféricas, y si no es una gran actriz hizo algo que hoy se olvida con bastante ligereza: todo el personaje pasó por la voz, y allí esta Bolena fue insuperable. 

Meade, Ulivieri, y Osborn en ‘Anna Bolena’ de Donizetti. Director musical, Sesto Quatrini. Puesta en escena: Alfonso Antoniozzi. Génova, Teatro Carlo Felice, febrero de 2022. © 2022 by Teatro Carlo Felice.Meade, Ulivieri, y Osborn en ‘Anna Bolena’ de Donizetti. Director musical, Sesto Quatrini. Puesta en escena: Alfonso Antoniozzi. Génova, Teatro Carlo Felice, febrero de 2022. © 2022 by Teatro Carlo Felice.

Detalle no menor: cancelando las sopranos propuestas para el segundo reparto (y a alguna no se le debería haber ocurrido jamás, pero al Teatro tampoco) su proeza fue cantar tres días seguidos la parte. Yo vi la última, vespertina, y a menos de veinticuatro horas de la anterior. Como si se hubiera bebido un vaso de agua. Hasta agregó algún sobreagudo no escrito.

Osborn fue un digno ‘amante’ y contrincante. Tampoco he visto nunca un Percy de esta estatura, con sus dos arias, una de las cabalette (la primera) repetida y con variaciones, y sus intervenciones en duetos y el gran trío del segundo acto (un momento impactante en el que algunos cantantes -y cantantas- suelen ser prudentes o jugar a ahorrar energías) a cual mejor. Una nota dudosa en un filado increíble de ‘Vivi tu’ son de esos momentos que suceden a cualquiera en cualquier momento y sólo lo menciono por deber de crónica. El triunfo de ambos fue apoteósico (y eso que la sala distaba de estar llena, no entiendo por qué).

Ulivieri y Ganassi en ‘Anna Bolena’ de Donizetti. Director musical, Sesto Quatrini. Puesta en escena: Alfonso Antoniozzi. Génova, Teatro Carlo Felice, febrero de 2022. © 2022 by 2022 by Teatro Carlo Felice.Ulivieri y Ganassi en ‘Anna Bolena’ de Donizetti. Director musical, Sesto Quatrini. Puesta en escena: Alfonso Antoniozzi. Génova, Teatro Carlo Felice, febrero de 2022. © 2022 by 2022 by Teatro Carlo Felice.

Ulivieri pasa por un buen momento vocal, y sólo algún agudo extremo resultó metálico. Interpretó bien aunque fue deslizándose a la figura convencional del malvado de turno, y creo que es algo más que eso. A tal respecto la interpretación de Siepi sigue siendo inalcanzable.

Ganassi es una estilista y tiene buena técnica, pero sus mejores momentos quedan atrás. La voz aparece como escindida en dos: un agudo delgado, blanquecino y rígido, y un centro y grave buenos que a veces se ensucian por el esfuerzo o por querer explotarlos al máximo. Su última gran intervención la puso en aprietos de afinación en particular en la cabaletta … Bien como intérprete.

Excelente Smeton el de la mezzo Marina Comparato, aunque sus intervenciones importantes correspondan todas al primero de los dos actos.

Los comprimarios tuvieron algún problema: Hervey no siempre fue suficiente; Maietta parece ser muy joven y no tener mala voz de barítono, pero Rochefort fue escrita para un bajo y eso se nota y mucho.

El coro estuvo bien, en particular las voces masculinas. La orquesta sonó adecuada e idiomática, y la labor de Quatrini no tuvo más objeción que dirigir la obertura como si tuviera prisa por acabar o por terminar y pasar a otra cosa. Luego los tiempos -algunos algo vivos, pero respetables- fueron buenos, la concertación muy adecuada y sólo hubo algún momento fugaz en el que foso desbordó algo en perjuicio del escenario. Reposición importante.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.