Italia

  • Italia 03/01/2018

    Así, no

    Teatro La Fenice. La Traviata, ópera en tres actos de G. Verdi sobre un libreto de Francesco Maria Piave (Estreno, Teatro La Fenice, 6 de marzo de 1853). Dirección escénica: Robert Carsen. Decorados y vestuario: Patrick Kinmonth. Coreógrafo: Philippe Giraudeau. Claudia Pavone (Violetta), Ivan Ayon Rivas (Alfredo), Giuseppe Altomare (Germont), Elisabetta Martorana (Flora), Sabrina Vianello (Annina), Iorio Zennaro (Gastone), William Corrò (Barone Douphol), Francesco Salvadori (Marchese d’Obigny), y Luciano Leoni (Dottor Grenvil). Coro (maestro del Coro, Claudio Marino Moretti) y Orquesta del Teatro de La Fenice. Enrico Calesso: director musical.
    Xoán M. Carreira 20/06/2018
  • Italia 21/04/2018

    Vivas al compositor

    No es fácil situar al Vivaldi dramaturgo en el panorama de su época. ¿Es un innovador?; ¿un conservador? Afortunadamente, en la crítica del arte hemos superado hace tiempo la concepción del progreso como un valor y hay pocos que osan, al menos en público, opinar que el cembalo es un piano primitivo o que Schoenberg representa un avance respecto de Scarlatti. Dicho esto, es interesante comparar un artista con sus contemporáneos y verificar su mayor o menor adhesión a los impulsos renovadores de su época. Vivaldi, y ese es nuestro tema, muestra, al menos en esta ópera, vectores opuestos.
  • Italia 22/04/2018

    Los méritos estuvieron en la parte musical

    Los méritos, considerables, estuvieron todos en la parte musical. Por empezar en la dirección absolutamente maravillosa de Mariotti, que sabe dosificar perfectamente los ardores del joven Verdi con los momentos reflexivos, líricos, dolientes y las expansiones de los números de conjunto sin perder una sola vez de vista el escenario y las necesidades de los cantantes. La batuta es precisa, ágil, y se nota que ha estudiado la partitura hasta el último detalle, como es habitual en él, y eso que era la primera vez que dirigía el título.
    Jorge Binaghi 07/05/2018
  • Italia 21/04/2018

    Un flaco favor

    El trabajo de Luisi con la orquesta del Teatro fue extraordinario, la mejor dirección en vivo que yo haya podido escuchar. Supo dar toda la riqueza de matices musicales, la voluptuosidad enfermiza, la brutalidad de los mundos de ambas familias, y eso que tuvo que tener muy presente a los protagonistas a los que de otro modo hubiera cubierto sin remedio. Y en efecto, fue el más aplaudido de todos, y con justicia
    Jorge Binaghi 02/05/2018
  • Italia 19/04/2018

    Un sombrío Don Pasquale

    El problema es que la falta de alegría termina por invadirlo todo, y en primer lugar, desde la misma obertura, la lectura de Chailly. Creo que claramente este no es el repertorio o el autor que mejor le va. La orquesta sonó muy bien, pero en ningún momento hubo ‘empatía’ (utilicemos la famosa palabra de moda) con nada ni nadie. Hasta el fingido notario pariente de Malatesta es no sólo tonto sino un ladronzuelo que aprovecha los acontecimientos posteriores a la firma del contrato nupcial para apoderarse de cuanto está a su alcance
    Jorge Binaghi 30/04/2018