Alemania

Klavier-Festival Ruhr

¡Gracias, querido público!

Juan Carlos Tellechea
miércoles, 15 de noviembre de 2023
Jerry Lu © 2023 by Dana Schmidt Jerry Lu © 2023 by Dana Schmidt
Duisburgo, sábado, 4 de noviembre de 2023. Gran sala auditorio de la Mercatorhalle de Duisburgo. Klavier-Festival Ruhr 2023. “JazzLine”, segundo concierto benéfico de despedida del director general del Klavier-Festival Ruhr, Franz Xaver Ohnesorg. “Danke, verehrtes Publikum! (¡Gracias, querido público!). Primera parte: George Gershwin, “Rhapsody in Blue”. Solista Hanni Liang (piano). Leonard Bernstein, “Music for Two Pianos”. Philip Glass, “Stokes” (para cuatro manos). Solistas Dennis Russell Davies & Maki Namekawa. Till Brönner & Dieter Ilg: “Nightfall”. Solistas Till Brönner (trompeta), Dieter Ilg (contrabajo). Jerome Kern, “Nobody Else But Me”. Freddie Hubbard, “Air”, “Thermo”. Jerry Lu & Quartet (Till Brönner, trompeta, Dieter Ilg, contrabajo, Marcel Serierse, batería). Leila Negra, “Wo ist mein kleiner Hund geblieben” (Dónde quedó mi pequeño perro). Harry Warren, There Will Never Be Another You. Solista Götz Alsmann (requinto). Duke Ellington, “In A Sentimental Mood”, Till Brönner (trompeta) & Jacky Terrasson (piano). Jacky Terrasson, “Leonie”. Sigmund Romberg, “Softly, as in a Morning Sunrise” (de la opereta “The New Moon”, 1928, con letra de Oscar Hammerstein II). Jacky Terrasson & Quartet (Till Brönner, trompeta, Dieter Ilg, contrabajo, Marcel Serierse, batería).Segunda parte: Helge Schneider, “Horses”, “She's Gone”, “Das alte Klavier (el viejo piano), “Die Reaktion” (La reacción). Solista Helge Schneider (piano, flauta de Pan, güiro, trompeta, saxofón). “Jam Session”: Kurt Weill, “Mack The Knife”. Billy Strayhorn, “Take the 'A' Train”. Duke Ellington, “C Jam Blues”. Organizador Klavier-Festival Ruhr. Patrocinador Klöckner & Co. SE (empresa distribuidora de acero y metales no ferrosos), con sede en Duisburgo. 100% del aforo
0,0007183

Una excitante Jam Session acaparó la atención del público en el segundo concierto benéfico de despedida en honor del intendente (director general) saliente del Klavier-Festival Ruhr, profesor Franz Xaver Ohnesorg. Reconocidas figuras del piano clásico y del género jazzístico se dieron cita en la gran sala auditorio de la Mercatorhalle de Duisburgo con este motivo. La pianista Hanni Liang abrió el recital con una excelente interpretación de Rhapsody in Blue, de George Gershwin, que redescubrió todo su sabor y magnificencia.

El maestro Dennis Russell Davies y Maki Namekawa, tocaron apasionadamente Music for Two Pianos, de Leonard Bernstein, así como Stokes (a cuatro manos), de Philip Glass. Hanni Liang, Dennis Russel Davies y Maki Namekawa utilizaron en sus respectivas presentaciones pianos Steinway D con sonidos llenos de vitalidad y contraste, lejos del falso bullicio que se escucha en instrumentos no tan idóneos para estas piezas.

Seguidamente el trompetista Till Brönner y el contrabajista Dieter Ilg, interpretaron su composición Nightfall, un dechado de armonía en una constelación musical magistral con dos instrumentos opuestos, pero unidos en el jazz de corte europeo. Hasta ahora, solo pocos oyentes han podido disfrutar de esta conjunción entre dos músicos que se conocen desde hace tiempo, se aprecian y tienen una mentalidad musical común, pero que ocasionalmente han tenido apariciones como dúo.

Los pianistas Jerry Lu y Jacky Terrasson (quien acudió directamente desde aquí al Festival de Jazz de Granada, Andalucía,, donde se presentaba el 11 de noviembre), así como el trompetista Till Brönner, el contrabajista Dieter Ilg y el baterista Marcel Serierse, se encontraron en este homenaje con otros grandes artistas, como el decano de las presentaciones de jazz en Alemania, profesor Götz Alsmann, y el gran multitalento musical y humorístico, Helge Schneider, uno de esos genios carismáticos que marcan el siglo y que atrapan al público al instante, casi sin pronunciar palabra, con su gestualidad natural y espontánea. 

A Alsmann, profesor del Conservatorio de Música de Colonia, y otro multitalento instrumental y vocal, lo escucha media Alemania desde hace años todos los sábados desde las 13 a las 15 horas en su célebre audición radial de jazz por WDR 3 titulada ''persönlich mit Götz Alsmann'' (personalmente con Götz Alsmann). ¡Muy recomendable!

Jerry Lu, de padres originarios de China, es quizá el más estadounidense de los pianistas nacidos y formados (con las más excelentes calificaciones) en Alemania, Lu es un virtuoso y apasionado del jazz directo (Straight-ahead-jazz), así como del Great American Songbook; ha sabido desarrollar un peculiar estilo de improvisación muy propio en la tradición del genuino jazz afroamericano. Con su Cuarteto (Till Brönner, trompeta; Dieter Ilg, contrabajo; Marcel Serierse, batería) fue muy aplaudido en la interpretación de Nobody Else But Me, de Jerome Kern, así como de Air y Thermo, de Freddie Hubbard. Lu posee un dominio asombroso de las complejidades rítmicas, a menudo desconcertantes por inesperadas y seductoras a la vez; y una diferenciación de las dinámicas de gran alcance, gracias a su ingenio y humor travieso al final de las frases. Sobre todo, deslumbró en el arte de sugerir el estado de ánimo de cada una de estas breves piezas, que no exigen otro tratamiento. En resumen, fue un emocionante homenaje a la herencia norteamericana.

Al término de la primera parte del espectáculo intervino el pianista Jacky Terrasson con su tema Leonie, así como Softly, as in a Morning Sunrise, de Sigmund Romberg (de la opereta The New Moon, 1928, con letra de Oscar Hammerstein II) . El cuarteto lo formó Terrasson también con Till Brönner en la trompeta, Dieter Ilg en el contrabajo, y Marcel Serierse en la batería.

Terrasson tiene un toque muy propio; convierte el jazz en una antología del piano jazzístico, desde el cromatismo minimalista y melancólico, pasando por el swing blues y la evocación de las rápidas ejecuciones de Oscar Peterson, hasta los arrebatos percusivos, los pasajes latinos y de bossa nova, así como el elegante toque francés de Michel Legrand. En resumen: se divierte con todo lo que tiene a su alcance. Su desenfado funciona muy bien gracias a una técnica minuciosamente adquirida y una conciencia disciplinada de la forma, de las que hace gala en su actuación.

Tras un intervalo de este espectáculo que duró más de tres horas, subió al escenario un fenómeno de la comicidad, del virtuosismo en la ejecución de múltiples instrumentos musicales (piano, flauta de Pan, güiro, trompeta y saxofón, entre muchos otros) y de la improvisación: Helge Schneider, para ofrecer obras propias, como Horses (Caballos), She's Gone (Ella se fue), Das alte Klavier (el viejo piano), Die Reaktion (La reacción), a cuál de ellas más reidera.

El público conoce a Helge Schneider del teatro, el cine y la televisión. Sin embargo, en ninguno de esos medios se le ha visto desenvolverse con todas sus amplias posibilidades artísticas como en este recital, durante el que se apoderó literalmente de la platea con una espontaneidad y naturalidad asombrosas. Sin libreto, a veces casi sin necesidad de pronunciar palabra alguna, fascinó a la platea con su admirable gestualidad y diestros sonidos instrumentales, llevándola a incontenibles estallidos de hilaridad. ¡Cuán necesaria es la presencia de Helge Schneider en estos tiempos de guerras, terrorismo, antisemitismo, fascismo y populismo desenfrenados!

Esta segunda parte fue cerrada con una Jazz-Jam-Session de gran calibre en la que participaron todos los artistas convocados al homenaje del director general salient Franz Xaver Ohnesorg. Así entre improvisación e improvisación desfilaron Mack The Knife, de la Ópera de los tres centavos, de Kurt Weill y Bertolt Brecht, Take the 'A' Train, de Billy Strayhorn; y C Jam Blues, de Duke Ellington. Los intérpretes tuvieron que repetir el cierre para calmar de alguna forma la eclosión de aplausos y silbidos de aceptación del millar de espectadores que colmaban la sala.

Fue un gran espectáculo que no rehuyó el desafío; seguido casi religiosamente por un público claramente conquistado por ese entusiasmo contagioso y esa singularidad, que al final, puesto en pie, estalló en una desbordante tempestad de merecidas ovaciones y más exclamaciones altisonantes de aprobación.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.