Novedades bibliográficas

  • Novedades bibliográficas

    Por el mar corren las liebres, por el monte las sardinas

    Andrés Ruiz Tarazona es un divulgador y no un musicólogo. Nunca ha pretendido serlo y carece de conocimientos, criterios, disciplina, formación, método, y sobre todo ganas de serlo. Lo cual lo exime de la obligación de ser objetivo y riguroso, pero en absoluto puede ser invocado como disculpa para decir lo primero que se le ocurre, o apropiarse de ideas e investigaciones ajenas presentándolas como propias
    Xoán M. Carreira 13/06/2018
  • Novedades bibliográficas

    A pesar de Florimo

    La comunidad académica ha sido consciente de la necesidad de superar el “factor Florimo” para realizar un acercamiento limpio y sin condicionantes a la figura de Vincenzo Bellini desde hace décadas. Precisamente es lo que ha hecho Graziella Seminara, con una edición indispensable, verdaderamente crítica e intachable, que conjuga criterios históricos, musicológicos y filológicos con absoluta maestría en una trabajo que le ha llevado casi dos décadas.
  • Novedades bibliográficas

    Flamencolojía, ossia El nido de la serpiente

    En 'Arqueolojía de lo jondo' se canonizan todos los dislates de la flamencología mágica a la que tanto han contribuido Caballero Bonald, Felix Grande, y muchos otros intelectuales que alimentaron mitos absurdos como la antiguedad milenaria del pueblo gitano (a los demás nos acaban de inventar los extraterrestres hace unos días), la etimología cuántica (aquella que permite subdividir las palabras en pequeñas quanta que podemos hacer girar en todos sus ejes, para de este modo construir la palabra que queramos y demostrar lo que proceda en cada momento), o la convención arcádica de una Andalucía feliz donde todos convivían pacíficamente bajo el Califato
    Xoán M. Carreira 30/04/2018
  • Novedades bibliográficas

    Un espectáculo de masas

    El siglo XIX constituyó, sin lugar a dudas, el momento de mayor esplendor de la ópera, erigida en el principal espectáculo de masas. Tomando una cronología que no se guíe estrictamente por las fechas, sino por ciclos sociales y políticos, podríamos asumir su papel protagónico fácilmente entre 1789 y 1918, como han hecho tantos historiadores, para hablar de su cénit. Otra cuestión es que el libro que ahora comento se centre estrictamente en el Ottocento, continuando el recorrido a partir del final del precedente Il Settecento, referente al Clasicismo.
  • Novedades bibliográficas

    Con opinión propia

    Slatkin vota a favor por la música asequible para el público (no tiene pelos en la lengua para reconocer que no le gusta nada la Segunda Escuela de Viena, así que imaginen la vanguardia más radical), lo mismo que en otro lugar del libro echa pestes de las interpretaciones “históricamente informadas”, y no se avergüenza al presentar las sinfonías de Beethoven con los remiendos de Gustav Mahler.