Reino Unido

  • Reino Unido 07/10/2020

    Ópera en tiempos de COVID (II): Última cena en la Grange Park Opera

    “¡Oh Peste, loor a tu reino!” Con esta alabanza ha pasado a la posteridad la obrita 'Un banquete en tiempos de peste' de Pushkin. Fue musicalizada como ópera por César Cui en 1901, y por el joven compositor británico Alex Woolf (1995) en este mortífero 2020, con un libreto basado en Pushkin escrito por David Poutney. Escrito y compuesto un poco a las apuradas, es precisamente a través de improvisaciones de último momento que saltan talentos artísticos genuinos.
  • Reino Unido 20/10/2020

    Ópera en tiempos de COVID (I): regreso a Glyndebourne

    En Inglaterra es casi imposible traducir estas irreverencias conservando ese soez picante que es la esencia de las bouffes. La tradición inglesa es de pantomima grotesca, tal vez divertida para los tradicionales espectáculos infantiles de navidad, pero no para transponer una obra como 'Mesdames de la Halle' de Offenbach
  • Reino Unido 13/03/2020

    Delirios de grandeza, mediocridad y algo de talento

    También en esta oportunidad Kaufmann se enfermó para el ensayo general y en la primera función mandó a anunciar que cantaría a pesar de estar pachucho. La penúltima la canceló, ya en un teatro con cantidad de butacas vacías. Y del resto siguió encargándose el coronavirus, que obligó a suspender la coronación cinematográfica universal: 'Sic transit gloria operae'
  • Reino Unido 01/02/2020

    Un Siegfried triunfante en un Londres trágico

    La wagnerización londinense de Vladimir Mikhailovich no puede haber sido más a tiempo. No por casualidad ensalza el ruso las virtudes de una versión concertante con esas frases tan suyas, escuetas y a la diana: “el principal punto de interés es la música en sí misma.”
  • Reino Unido 21/11/2019

    ¡La muerte se divierte!

    Mc.Vicar no cae en el error de presentar a Tadzio y Jashiu como proyección de una mente alucinada, sino como lo que realmente son, en su natural virilidad y sin ningún tipo de insinuación erótica. Los jóvenes juegan con otros adolescentes con la misma despreocupación que vemos en los otros cameos que pasan por la playa, y la coreografía de Tadzio no está diseñada para calentar a ningún viejo sino como expresión típicamente adolescente de egocentrismo y ansiedad vital: este joven no tiene tiempo para coquetear con nadie