Francia

  • Francia 29/01/2019

    Volcán de pasiones

    Naturalmente, esta ópera está asociada siempre a una gran diva. No sé si Massis lo es, pero sí es una excelente cantante, segura de técnica y muy en estilo. Que sólo ahora acepte medirse con la parte habla de seriedad, ya que se trata de una típica coloratura francesa a la que el tiempo le ha concedido un centro -pero no un grave- de mayor enjundia, aunque resulte opaco. Cantó con exquisito gusto el aria de entrada ‘Com’è bello’ y con buen ímpetu los dúos del primer acto con marido e hijo, y llegó sin problemas a la ardua escena final, cabaletta incluida.
    Jorge Binaghi 15/02/2019
  • Francia 25/01/2019

    Sin griegos, sin caballos y con Cartago destruida

    En suma: 'Los Troyanos' sin griegos y sin caballos de madera, con Cartago destruida por la puesta pero con la exquisita música de Berlioz servida de la mejor manera.
  • Francia 24/01/2019

    La escenificación del homicidio primigenio

    La régie de Romeo Castellucci lució más interesante y homogéneo en la primera parte que en la segunda. Así con fondos de colores, abstracción y movimientos mínimos se logró gran belleza visual en el primer acto. La concepción visual del segundo es más concreta y allí se ve un campo y el cielo estrellado. Pero así como cambia la concepción visual también la actoral y su dramaturgia.
  • Francia 11/01/2019

    Una Arabella en estado de gracia

    Nunca se insistirá bastante en que Arabella se estrenó en 1933. Y en ella se habla de perdón, de comprensión, de tolerancia, de compasión y de tratar de seguir del mejor de los modos. ‘Lo que venga’ dice con firmeza pero con vaguedad la protagonista al final… Sabemos lo que vino, y si la ‘lección’ de esta obra no le sirvió a nadie será porque nadie la oyó, no quiso, no pudo o no supo cómo, y no por culpa de sus autores.
    Jorge Binaghi 25/01/2019
  • Francia 10/01/2019

    Interesante pero desigual

    No suelo estar de acuerdo con la ‘ilustración’ de las oberturas pero esta vez al menos hubo un intento de aclarar ciertas relaciones ambiguas de la obra, como la pareja doña Ana-don Octavio y la presencia del protagonista en la habitación de la dama cuando comienza la acción. Schrott caracterizó bien a los personajes, marcó movimientos adecuadísimos y si alguno fue excesivo a veces y otro muy contenido creo que una cuota de responsabilidad le queda siempre al cantante.
    Jorge Binaghi 23/01/2019